Skip to content

¿Qué es una cerradura biométrica con huella digital?

La cerradura biométrica utiliza parámetros del cuerpo humano para activar la apertura de la puerta. Lo más frecuente es emplear la huella dactilar, el dispositivo convertirá la huella en un código complejo que almacenará en su memoria.

Las cerraduras biométricas con huella digital cuentan con un sensor con lector de huellas digitales y un panel de control numérico. Para abrir la puerta automática, basta con la lectura de tu huella, sin necesidad de utilizar llaves. También podrás insertar un código numérico de desbloqueo si fuese necesario. 

Este sistema de control de acceso es uno de los más seguros por su tecnología. Si la puerta no se está abriendo o cerrando, la cerradura permanecerá cerrada con imposibilidad de entrar desde el exterior.

Utilizar estas cerraduras inteligentes en tu puerta automática aportará diferentes ventajas respecto a las cerraduras tradicionales:

Seguridad

Este dispositivo es una cerradura antirrobo. El acceso con huella digital es de los más seguros ya que la huella dactilar es única e intransmisible. De este modo, el ladrón no podrá duplicar tu huella, forzar la cerradura o utilizar llaves para abrir. La cerradura biométrica sólo reconocerá las huellas que se hayan grabado previamente. Además dispone de un teclado para abrir la puerta con código numérico en caso de ser necesario.

Velocidad

Esta cerradura activa el mecanismo de la puerta automática inmediatamente al reconocer tu huella. Es una cerradura rápida y eficaz, así que no perderás tiempo en buscar las llaves o acertar cuál es la llave correcta.

Fácil instalación

La cerradura biométrica se puede instalar en cualquier puerta automática sin necesidad de obra. El equipo técnico de Portagal te cambiará la cerradura antigua por una biométrica y podrás disfrutar inmediatamente de las ventajas de esta cerradura inteligente.

Durabilidad

Las cerraduras biométricas están diseñadas con materiales duraderos, que no se desgasten con el paso del tiempo o con las inclemencias meteorológicas. Por tanto, pueden colocarse tanto en interior como en exterior, ya que son estancas y además resisten temperaturas extremas.

Fiabilidad

Si utilizas una puerta que la abre y la cierra mucha gente, las cerraduras biométricas son una opción ideal ya que no tendrás que hacer copias de llaves. Bastará con registrar las huellas dactilares de todos aquellos que quieras permitir el acceso. La cerradura biométrica dispone además de un registro de todas las personas que activaron la apertura de la puerta.

¿Puedo instalar una cerradura biométrica en mi puerta automática?

En Portagal fabricamos e instalamos puertas automáticas en A Coruña desde hace más de 30 años. Las cerraduras biométricas son adaptables a cualquier tipo de cerradura y puerta automática. Si estás pensando en colocar una cerradura inteligente en tu puerta automática ponte en contacto con nosotros.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Artículos

Relacionados